Lifestyle

Zaragoza Photo Diary #3: Making of

25 noviembre


Mientras termináis de hacer las últimas compras online de este Black Friday Black Week os pregunto, ¿alguna vez habéis pensado lo que hay detrás de las fotos de un blog?

En leer un nuevo post de nuestro blog favorito tardamos un par de minutos -especialmente si es como este, en el que veréis más imágenes que texto-, pero el trabajo previo que realizamos para que vea la luz es mucho más intenso. Hacer las fotos, seleccionar las mejores, editarlas, incluirles la marca de agua, redimensionarlas, subirlas al blog, redactar el contenido, releerlo, corregirlo y... cuándo todo está listo, dar al botón de publicar. 

Hoy vengo por aquí a enseñaros qué hay detrás de las fotos que habéis visto en los Zaragoza Photo Diary. Un Making of. Un behind the scenes. Un post algo diferente a lo que suelo publicar pero con el que espero sacaros más de una sonrisa.

Partamos de la base de que Zaragoza es mi ciudad. En la que vivo, trabajo y conozco gente. ¿Por qué digo esto? Porque el factor vergüenza estaba muy presente.

Seamos claros. Cuándo eres turista, el momento ponerte delante de un monumento a posar para una foto puede dar algo de reparo, pero si piensas que nadie te conoce y que seguramente no vuelvas a estar allí pues, cómo que se lleva mejor, ¿verdad?  Sin embargo, si estás en tu propia ciudad, es fácil que alguien te conozca y es seguramente habrás pasado y vuelvas a pasar por allí muchas veces -casi a diario-. Con lo cual el factor vergüenza estaba muy presente.

Eso si, no os voy a engañar, hacer el ridículo con amigos, se lleva mucho mejor que hacerlo sola. Estés en tu ciudad o en la otra punta del mundo. 



Creo que con estas dos fotos ya os podéis hacer una pequeña idea de quien de las dos es más lanzada, ¿verdad? Mientras Lara se aventuraba a ponerse en mitad de la carretera para conseguir la foto perfecta, yo posaba directamente sobre la mediana que separa los carriles. 

En nuestra defensa diré que aunque la Puerta del Carmen de Zaragoza es un punto que normalmente está repleto de coches, un domingo de agosto a las 10 de la mañana la cosa estaba algo más tranquila. 






Aunque prefiere estar detrás de la cámara -y de la pantalla del pc- en esta foto delante del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza podéis poner cara a Fran, el autor de la gran mayoría de las fotos de este Making of y de algunas de las fotos del Zaragoza Photo Diary

Sí, por favor, ignoremos que aún estando un escalón más arriba sigo siendo más bajita que él... 





Aunque se tarda dos segundos en hacer una foto, si queremos que la foto salga perfecta esto requiere una preparación. Probar varios enfoques, moverse un poco para jugar con las luces y las sombras... es imprescindible para conseguir una foto de calidad y cuidada -especialmente hoy en día que ponemos tanto cuidado en las gamas de colores de las fotos de Instagram y blogs para conseguir un acabado casi de catálogo-. 












En cuanto a las cámaras, yo utilicé directamente la cámara de mi móvil -un BQ Aquaris E5 que era el que tenía antes de cambiarme al Xiaomi Pocophone F1-, Lara utilizó su cámara réflex hasta dejarla sin batería y pasar a su iPhone y Fran nos pillaba infraganti mientras hacíamos fotos con su iPhone.



Estas últimas fotos para mí son la guinda del pastel. Poneros en situación: La ruta fotográfica que nos marcamos tuvo lugar un domingo de AGOSTO en Zaragoza entre las 10h -que entre tomar un cafecito para desayunar, coger fuerzas y charlar nos dieron las 12h casi- y las 15h - 16h de la tarde. Pausa para tapear incluida, of course.

Por eso, aunque el pelo suelto queda monísimo en las fotos, la realidad es que ¡casi nos derretimos! Así que cuando tocaban largas camitas al sol -en mi caso- y cuando quedaban solo un par de fotos de lugares emblemáticos, pero en las que no íbamos a aparecer nosotras... ¡moñete al canto!

Espero que os haya gustado este post aunque haya sido un poco diferente.
¿Cuál ha sido vuestra foto favorita?

Vanessa.

También te puede interesar...

1 comentarios

  1. Jajajaja te entiendo al 120%, incluso en otros países paso mucha vergüenza posando. MUCHA. Me encantaría hacer una ruta por Barcelona pero ahora acabo de caer en que si me pongo a posar por aquí quizás me muero de vergüenza LITERAL. Ay, ¿cómo lo harán las influencers? Jajaja Me ha gustado mucho este post, gracias por reflejar tooodo el currazo que tenemos detrás de cada entrada. (Y el mérito que tuvisteis con semejante calor, ofú). ¡Besitos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios! ❤
Con cada uno de ellos me sacáis una sonrisa y me dais un empujoncito más para seguir por aquí cada día.

Like us on Facebook