Iniciativa

5 juguetes que siempre quise pero nunca tuve

20.12.15

5-juguetes-que-siempre-quise
¡Buenos días! 

Hoy, siguiendo con la temática navideña que ha tomado el blog durante este mes de Diciembre, os traigo un post en el que vamos a volver a la infancia. 

Este mes, Paty del blog Mi dulce Melocotón, dentro de su iniciativa 5 cosas, propone que os cuente 5 juguetes que siempre quise pero nunca tuve así que ¡allá voy!

Lo primero, debo deciros que me ha costado muchísimo hacer esta lista y es que me he dado cuenta de que no puedo quejarme de mis Reyes Magos porque la verdad es que se portaron muy bien conmigo y me trajeron prácticamente cualquier cosa que pedía -aunque unos meses más tarde acabase dentro de una caja en un rincón del trastero-.
juguetes-90
A mi casa llegó el patinete, los patines azules y amarillos, el Monopoly, un tamagochi, un Walkman, infinitas Barbies, varias casas para las Barbies, juegos de mesa como Gatitos al aire, los patines, el juego de pescar peces...

Y es que a mi casa llegaba Papa Noel la mañana del 25 de Noviembre, que era algo así como el envío exprés ya que te traía solo un regalo, el que más quisieras de la carta, pero solo uno, y así lo recibías antes y podías jugar todas las Navidades con él. Pero el día 6 de Enero también llegaban los Reyes Magos con el resto de regalos que había en la carta así que eran pocos los que quedaban fuera de esta lista pero aún así he encontrado 5 juguetes que siempre quise pero nunca tuve:
juguetes-onlyness

1. Una videoconsola: Así, en general. En mi casa nunca entró una Nintendo, ni una Play Station ni siquiera una Wii cuando ya fui más mayor. Lo más que llegué a conseguir fue una Game Boy, más concretamente la primera, esa que era rectangular rígida, en blanco y negro. Era de color rosa y realmente vino porque mis tíos le compraron una en color amarillo a mi prima y aprovecharon para comprarme una rosa a mí. 

2. Un ordenador con internet: Aunque pueda pareceros anticuado, hasta los 14-15 años ¡no tuve ordenador! Por aquel entonces en el salón de mi casa había un aparato que, aunque no recuerdo muy bien como funcionaba, era similar a un ordenador pero que solo funcionaba con internet. -os prometo que no estoy loca, creo que se llamaba Intel Dot Station y que era de Telefónica directamente-. Además, cuando te conectabas a internet el teléfono dejaba de funcionar por lo que dejabas incomunicada a toda la familia. 

Sin embargo ahora creo que los Reyes Magos habían visto el futuro y sabían que cuando fuera más mayor me pasaría demasiadas horas pegada a un ordenador como para traérmelo de niña...

3. Una pintura para hacer mechas en el pelo: Como buena fan de las Barbie que era, la Barbie a la que se le podían hacer mechas no podía faltar en mi colección. Sin embargo, para mi decepción aunque a la muñeca sí que se le notaban las mechas en su pelo rubio, en mi pelo moreno oscuro no había forma de que se notasen... 

4. Uno: En este caso no era algo que siempre quisiera y no tuviera por que en mi casa siempre ha habido -y sigue habiendo- muchas barajas de cartas tradicionales como el rabino y la clásica baraja española, pero también muchas de fantasía con cartas de los Dálmatas, Anastasia, La vuelta al mundo en 80 días, La dama y el Vagabundo,... Pero sin saber muy bien por qué, hasta hace unos años que unos compañeros de trabajo llevaron el Uno para jugar en los descansos de la comida, yo no había jugado.

5. Una mascota: Lo sé, no es un juguete pero si que es algo que siempre quise pero nunca tuve. Y mira que lo incluía en las cartas a los Reyes, a Papa Noel, en las listas de regalos de cumpleaños y hasta en los premios que a veces me daban mis padres por sacar buenas notas... pero nada. 

Aunque ahora preferiría un gato, de pequeñita siempre quise un perro. Pensaba que eran los animales más fieles y cariñosos y que al ser hija única me haría mucha compañía. Sin embargo, mis padres -con toda la razón del mundo- me decían que en un piso no podíamos tener un perro, que pasaría muchas horas solo en casa, que había que sacarlo a pasear todos los días y varias veces al día, que había que cuidarlo y darle de comer... 

Sin embargo, si que tuve mascotas en forma de peces, periquitos -¡llegue a tener hasta 6 periquitos a la vez!-, caracoles y actualmente aún tengo un canario que nos alegra las comidas y los madrugones mañaneros. 

¿Me contáis algún juguete que siempre hayáis querido y nunca hayas tenido?

Vanessa.

No te pierdas...

10 comentarios

  1. Yo también tuve suerte y no se me ocurre muchas cosas que quisiera y no me regalaran. De niña era demasiado buena y no pedia muchas cosas y enseguida me cansé de hacer carta y mis padres los pobres se volvían locos comprando los regalos jajajja

    ResponderEliminar
  2. Oooh!! Yo tuve esa barbie!! :))) Y bueno...reconozco que consolas también... aunque empezamos con la nintendo 64 que compartía con mis dos hermanos pequeños...
    En ese aspecto reconozco que siempre he sido muy afortunada y mis Aitas nos lo han dado todo (eso si, siempre a cambio de portarnos bien) :D
    Me encanta este post! Besitos! Muuakiss!! :D

    ResponderEliminar
  3. A mi por mas que lo pedía nunca me trajeron el Monopoly jaja, le debian de tener mania mis padres o algo.

    ResponderEliminar
  4. Yo nunca tuve unos patines... nunca me he subido en unos y me habría gustado
    Besos y feliz Navidad
    Susana

    ResponderEliminar
  5. Siempre quise tener el kit de hacer helados en casa, pero los Reyes Magos sabían que iba a poner todo perdido así que nunca lo tuve :(

    ResponderEliminar
  6. La supercaravana de Barbie pero era un trasto enorme y los reyes-padres no quisieron traermela!!!! jajaja Felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Me ha encantado el post! La primera foto me ha traído muchos recuerdos... el tamagotchi lo ADORABA y también tuve esos patines que más que rodar ibas a rastras, jajaja. De consolas a mi me costó mucho conseguir la GameBoy (la siguiente a la tuya, cuadrada que se abría :P) y después la DS. Con el ordenador me pasó lo mismo, hasta que tuve trece años o así en mi casa no hubo ordenador con internet, ¡y eso que por aquel entonces mi padre tenía una academia de informática! Todos los viernes mi hermana y yo nos íbamos con el a pasar la tarde viendo vídeos de Hamtaro en youtube xDDD

    La mascota también la pedí, un perro o un gato que nunca llegaron ): Llegaron hámsters, no es lo mismo pero también son adorables y se les coge muchísimo cariño.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. jajaja el otro día encontré el tamagochi en casa de mi madre y me dio un ataque de risa!! jajajaja que de horas dándole de comer al bichino!

    un beso corazón!

    ResponderEliminar
  9. La piscina de peces que había que pescar, que recuerdos!!!! el mio era de imitación pero me molaba igual jejeje
    Lo de la mascota lo entiendo, no se puede regalar un perrito así como así y menos a un niño, pero creo que es algo que todos en algún momento pedimos jejeje
    Besines

    Alba, Niña Bonita Accesorios

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco tuve ordenador hasta que fui bastante mayor sin embargo videoconsolas he tenido mil! Es la suerte de que a tu padre también le guste la tecnología.
    Deberías comprarte el Uno, es divertidísimo :D
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios! ❤
Con cada uno de ellos me sacáis una sonrisa y me dais un empujoncito más para seguir por aquí cada día.

Like us on Facebook